Para los empleadores, la comprensión de las necesidades, expectativas y hábitos de la próxima generación de trabajadores es crucial para su futuro éxito empresarial. Los Millennials (la generación nacida entre 1980 y 2000) tienen gustos y hábitos únicos.

 

Para 2020, los Millennials representarán la mitad de la fuerza de trabajo mundial. Son intrínsecamente expertos en tecnología, con mentalidad social y, según el Índice de Sentimiento de Viajeros de Negocios 2015 realizado por la Asociación Global de Viajes de Negocios (GBTA), tienen casi el doble de probabilidades de viajar más por negocios que los Baby Boomers. De hecho, Boston Consulting Group prevé que para el año 2020 los Millennials representarán cerca del 50% de todos los gastos de viajes de negocios.

 

Siendo así, ¿de qué forma los Millennials están cambiando la naturaleza actual de los viajes de negocios?.

 

La redefinición del Bleisure Travel (Viajes de Negocios + Placer)

 

Para los Millennials, la línea entre sus vidas personales y profesionales suele ser muy delgada, con cada vez más de ellos trabajando desde casa o con horarios flexibles. Para algunos, esto significa trabajar por las tardes y participar en actividades de ocio durante las horas de trabajo tradicionales.

 

Los Millennials han adoptado flexibilidad y libertad, especialmente cuando se trata de viajar, extendiendo sus viajes de negocios para incluir días de ocio o experiencias. Siempre y cuando el empleador y el empleado sean capaces de acordar claramente, desde el punto de vista de las políticas y el seguro, cuáles son sus responsabilidades respectivas, esta tendencia puede resultar ser algo positivo en general.

 

Ofrecer esta flexibilidad y tiempo de inactividad potencial a menudo da como resultado trabajadores más productivos, comprometidos y leales a largo plazo. De hecho, las políticas de viaje flexibles y favorables se están convirtiendo en un factor importante al momento de tomar decisiones profesionales.

 

Cómo personalizar la experiencia de viaje

 

Con los Millennials, la noción de “enfocarse en el viajero” es más importante que nunca. Los Millennials no escatiman cuando se trata de gastar mientras se encuentran en un viaje de negocios, sin embargo, siguen siendo expertos y constantemente buscan más valor por su dinero.

 

Desean conectarse a sus redes sociales para ofrecer retroalimentación cuando van de compras y encuentran una oferta que no necesariamente es la más barata, pero que sí les ofrece mayor valor. También se reservan el derecho de ganar y gastar sus puntos de lealtad en el entorno empresarial.

 

Desde el punto de vista empresarial, proporcionar a los Millennials cierta flexibilidad y libertad para tomar sus propias decisiones en los viajes de negocios, dentro de parámetros específicos, puede ser algo beneficioso.

 

Mediante la pre-negociación de tarifas con una variedad de aerolíneas y hoteles, hay más posibilidades para los Millennials de seleccionar la opción que mejor se adapte a sus necesidades, dentro de las políticas.

 

El aumento en la economía compartida

 

Este amor por el valor y la libertad de elección son dos de los principales impulsores del crecimiento de la economía compartida. Los Millennials tienen una pasión por las experiencias únicas y no se confinan, en particular, a las opciones tradicionales de transportación y alojamiento. Al abordar esta tendencia, American Express Global Business Travel fue una de las primeras compañías de gestión de viajes de negocios en hacer un acuerdo con Airbnb.

 

Nuestros clientes quieren ofrecer a sus viajeros opciones más allá de los hoteles tradicionales; sin embargo, los administradores del programa de viajes están preocupados sobre la seguridad y la protección, los costos, las licencias e impuestos, las prácticas de empleo y los datos.

 

Actualmente, para poder manejar estas preocupaciones, American Express Global Business Travel también puede integrar los datos de las reservas de Airbnb en el entorno de datos para permitir la creación de reportes corporativos, así como el seguimiento de los viajeros, lo cual apoya las responsabilidades del deber de diligencia.

 

La tecnología ha generado nuevas expectativas en el viajero de negocios

 

Los Millennials son la primera generación de verdaderos nativos digitales; muchos ni siquiera pueden recordar un mundo sin smartphones, laptops o Internet. Irónicamente, a pesar de toda la tecnología disponible a su alcance, siguen prefiriendo tener reuniones cara a cara para hacer negocios, de acuerdo con el Índice de Sentimiento de Viajeros de Negocios 2015. Esto nos demuestra que los viajes continuarán siendo un factor clave para la conexión con el viajero Millennial.

 

Los Millennials también dependen de la tecnología para llevar a cabo todo el proceso de reserva de un viaje: desde la revisión de reseñas en línea, hasta las reservas móviles y el check-in para mantenerse conectado con amigos en una nueva ciudad. Como resultado, si todo el ecosistema de viajes de negocios puede ser completamente transparente y móvil, la experiencia del viajero Millennial mejorará mucho.

 

Los hábitos y expectativas únicos de la generación Millennial cada vez darán más forma a la industria de viajes, y esta tendencia continuará por muchos años. Será emocionante ver cómo la industria adopta la tecnología y el pensamiento innovador para servirles en el futuro.