Muchas veces hablamos de los viajeros en general o por ciertas características demográficas, pero hasta ahora no nos hemos detenido a hablar de las viajeras, ya que cada vez es más común ver a las mujeres en viajes de negocio y tienen recomendaciones particulares a la hora de visitar otras ciudades y países en plan corporativo.


Preparativos de equipaje

Es recomendable llevar en la maleta sólo los documentos esenciales: tarjetas de crédito y débito activas y de asistencia al viajero. También es recomendable hacer una copia de todos los documentos y guardarlos en un lugar seguro. Llevar un poco de efectivo en el bolsillo nos garantiza no quedarnos sin dinero en caso de extravío del equipaje o asalto, o bien, en alguna bolsa con tiras fuertes que se puedan cruzar en el cuerpo, que no tenga datos personales visibles.

En el aeropuerto

Llegar con anticipación al aeropuerto para hacer el check-in de una manera organizada, sin descuidar el equipaje de mano o nuestra maleta. Es recomendable verificar que el destino sea correcto en las etiquetas del equipaje. Una vez en el avión, hay que mantener el equipaje de mano en el compartimento superior, tomando antes los artículos que necesitarás durante el vuelo. Bebe 250 ml de agua por cada hora de vuelo.

Al llegar a destino, mantén los artículos personales y los documentos importantes a la mano. No pagues a nadie ofreciendo asistencia, hazle saber a alguno de tus contactos que has aterrizado. Es preferible contar con un traslado seguro, previamente contratado, especialmente en las ciudades de riesgo. Si tienes la necesidad de tomar un taxi, asegúrate de tener anotado el destino en el idioma local y lleva un pequeño monto de dinero en moneda local.

En la calle

Estar siempre alerta es la clave, situaciones como: distracciones con el teléfono, ir cargada con muchas bolsas, no hablar la lengua, seguir la “ruta turística” o mostrar desconfianza e inseguridad pueden convertirnos en un objetivo fácil para algún tipo de delito callejero.

En términos de seguridad, los principales tips son:

  • Averiguar acerca del destino e identificar riesgos potenciales (seguridad, cultura, sistema legal, comunicación, clima, lenguaje, transporte, entrada y salida del país, salud).
  • Mantener una buena y constante comunicación con nuestros contactos.
  • Mostrar confianza y adoptar una conducta reservada para encajar con los locales y lograr pasar desapercibido con un perfil discreto.
  • Practicar inteligencia situacional, es decir, aplicar nuestros conocimientos y ponerlos en práctica para resolver un problema incipiente.
  • Contemplar situaciones de emergencia y tener en mente varios planes de acción.

Salud

Debemos asegurarnos de contar con la medicación que podríamos necesitar con la antelación suficiente. Verificar la cobertura internacional y cualquier exclusión del plan de asistencia al viajero.

En caso de ser posible, es recomendable llevar productos sanitarios básicos y, si utilizamos, llevar con nosotros un par de lentes extra; lo mismo con tus tarjetas de cobertura médica o asistencia al viajero.