Esta es una situación a la que muchos viajeros de negocios se han enfrentado antes: El vuelo es sobrevendido para compensar el número de personas que posiblemente no llegarán a tiempo, pero cuando todos los pasajeros se presentan, la compañía aérea debe luchar para encontrar una solución alternativa.

Por lo general, las compañías aéreas ofrecen una especie de vale que puede ser un viaje gratuito en el futuro, a aquellos viajeros que voluntariamente renuncian a su asiento. Pero cuando nadie desea tomar la oferta, la aerolínea tendrá que decidir quién no podrá volar en ese vuelo programado.

Estas situaciones están presentes en las mentes de muchos viajeros de negocios y administradores del programa de viajes.

Y como Henrik Zillmer, CEO de AirHelp.com, explica a Money.com, “Esto es algo que pasará cada vez más frecuentemente (los vuelos sobrevendidos) en el futuro, así que la gente realmente necesita saber qué hacer y a qué tiene derecho.”

¿Qué dice la ley a todo esto?
Esta es una práctica legal amparada por la legislación aérea vigente en nuestro país (Ley de Aeronáutica Civil). De hecho, es una práctica estándar entre las aerolíneas con el fin de compensar los gastos de aquellos pasajeros que no se presentan o de aquellos que llegan tarde, los cuales se identifican a través de complejos algoritmos de previsión.

¿Cómo evitar que nos retiren del avión?
Es preferible realizar el registro en línea antes de llegar al aeropuerto y anotar el asiento, ya que algunas compañías aéreas consideran el horario de check-in para decidir a quién no permitir el acceso.

No hay que perder tiempo en las tiendas Duty Free del aeropuerto para así poder llegar rápidamente a la puerta (por lo menos 30 minutos antes de la hora de salida programada) ya que aquellos que llegan tarde son más propensos a que se les impida abordar un vuelo sobrevendido.

También ayuda el ser un miembro del programa de lealtad de la aerolínea, ya que la compañía desea complacer a sus clientes más valiosos. Aquellos que vuelan en primera o en clase business también tienen menos probabilidades de ser desalojados de estos asientos más costosos.

¿Qué hacer si solicitan nuestro asiento?

Si no es posible abordar el avión debido a sobreventa, los derechos del viajero son los siguientes:

● Que la aerolínea proporcione el mismo servicio en el siguiente vuelo disponible dentro de las primeras 2 horas para vuelos nacionales y 4 horas para vuelos internacionales.

● La posibilidad de realizar llamadas telefónicas a cargo de la aerolínea al lugar de destino para informar sobre la situación.

● En caso de requerir alimentación y hospedaje, la aerolínea está obligada a otorgarlos sin costo, incluyendo el traslado aeropuerto – hotel – aeropuerto.

● Existe la posibilidad de cambiar la fecha al destino sin costo adicional

● Si no se quiere viajar con la misma aerolínea, se puede exigir el reembolso total y una indemnización de por lo menos el 25% del costo total del boleto.

En caso de perder el vuelo por no presentarse a la hora indicada de check-in, se pierden todos estos derechos.

Si los clientes inscritos en el servicio Proactive Traveler Care de American Express Global Business Travel se encuentran alguna vez en esta situación, tienen a su disposición la función “clic para llamar” dentro de la aplicación móvil de American Express Global Business Travel, la cual los enlazará automáticamente con un asesor de viajes que apoyará con una nueva reservación.