Quizá ya se enteró de las malas noticias de que se espera que el precio de los vuelos aumente en 2018. Según el informe 2018 Global, el aumento en los precios del petróleo, la inflación y una economía global más sólida en general aumentará los precios de los vuelos, hoteles y transporte terrestre en un 4 por ciento y mayor en algunos sectores.

Lo que impulsa el incremento en los precios de vuelos, que se espera aumente en un promedio del 3.5 por ciento, es un aumento en el precio del petróleo crudo, así como el aumento de la segmentación de tarifas básicas económicas, según el informe recopilado por la GBTA Foundation, el órgano de educación e investigación de la Global Business Travel Association. En Europa del Este, se espera que esa cifra aumente en un enorme 7.1 por ciento.En tanto, se pronostica que los precios de hoteles aumenten un promedio de 3. por ciento a nivel mundial. Los aumentos más grandes ocurrirán en Europa. Y un poco de buenas noticias: se espera que los precios en hoteles disminuyan en Latinoamérica y el Caribe.

Por lo tanto, además de tener una política de viajes que explique con claridad las prácticas recomendadas en reservaciones y mantenerse al tanto de la tarifa de cumplimiento de los viajeros, ¿de qué forma puede ahorrar un gerente de viajes en 2018? Estas son formas:

1. Buscar viajes más baratos

Por supuesto, tal vez Uber™ y Lyft™ sean la sensación ahora y normalmente menos caros que un taxi tradicional, pero no son necesariamente los medios de transporte más rápidos en los cuales desplazarse ni los más baratos, obviamente. En especial, en ciudades conocidas por un sistema de transporte público confiable, eficiente, seguro, invite a sus viajeros a tomar el tren, ferry, autobús o incluso un servicio de transporte adicional si su hotel ofrece uno desde el aeropuerto. Si se trata de una conferencia importante a la que asistirán, deben buscar si hay transporte de cortesía desde el hotel hasta el centro de convenciones, ya que normalmente es el caso.

2. Dejar la procrastinación

Por supuesto, no siempre es posible reservar un viaje de negocios con mucha anticipación. Sin embargo, hay algunos viajeros de negocios (estamos seguros de que los conocen) que siguen posponiendo el trabajo hasta mañana y luego se quedan atrapados con un boleto de avión y habitación de hotel sobrevaluados.

Según un estudio de CheapAir.com, el mejor momento para realizar una reservación de un viaje es entre 21 y 105 días de anticipación en el caso de vuelos dentro de los Estados Unidos continentales. Incluso si sus viajeros programan su vuelo dos o tres semanas antes, pueden ahorrarle a la empresa cientos de dólares. Además, cuando reservan su vuelo y el hotel en conjunto a través de la herramienta de reservación en línea de American Express Global Business Travel (GBT), equivale normalmente a mayores ahorros, ya que conocemos y superamos los precios de la competencia en cuanto a habitaciones de hoteles nueve de diez veces (según unanálisis semanal de los precios y la disponibilidad de habitaciones por RateGain Technologies).

3. Ajuste de las tarifas ocultas de las aerolíneas

Hoy en día, las tarifas graduales como asientos mejorados en la cabina de clase económica, tarifas por equipaje facturado y comidas durante el vuelo se han vuelto un complemento estándar en el costo de un boleto de ida y vuelta. Además, las aerolíneas seguirán poniendo a prueba estos límites.

Como señaló Eric Olson, gerente de consultoría de American Express GBT, en un artículo reciente de Atlas, los operadores de están dando cuenta de que los consumidores de hecho sí pagarán las “ostentaciones” como asignaciones de asientos por anticipado y no ser el último en abordar el avión con la incorporación de tarifas económicas básicas, lo que afecta dichas amenidades. Además, también se están dando cuenta de que los viajeros pagarán un costo adicional por asientos económicos “preferentes” que tengan más espacio para las piernas y entretenimiento durante el vuelo.

Así que analice las diferentes opciones, analícelas con sus viajeros y decida qué amenidades son necesarias para ellos y a cuáles están dispuestos a renunciar.

Una que creemos que elegirán fácilmente: Ahora que Estados Unidos y el Reino Unido levantaron las prohibiciones de laptops y los pasajeros ya no necesitan empacar sus dispositivos en una maleta facturada, sus viajeros de negocios pueden volver a llevar solo equipaje en mano para evitar dichas tarifas adicionales por equipaje, y la espera para reclamar el equipaje.

4. Obtener mejoras gratis

Si ha estado pagando el precio total para que sus viajeros de negocios vuelen en primera clase o clase ejecutiva o para tener acceso a las salas del aeropuerto, no ha leído el blog popular de Brian Kelly, The Points Guy, que ofrece los mejores consejos sobre cómo aprovechar al máximo la infinidad de programas de recompensas relacionadas con viajes.

Kelly, cuyo interés en los puntos y millas empezó cuando tenía 12 años y por las reservaciones de vuelos por su acaudalado padre, afirma que hay tantas formas de conseguir mejoras en asientos de primera clase, mejores habitaciones de hotel y acceso a las salas de los aeropuertos, es solo que pocas personas saben cómo explorar los programas. Su blog le puede explicar cómo hacerlo exactamente.

¿Algún paso sencillo con el que pueda comenzar? Asegúrese de que su empresa utilice una tarjeta de crédito corporativa que ofrezca las mejores recompensas y consulte las mejores cinco tarjetas de crédito de negocios del 2017 en the Point Guy.

¡Ah! y una alerta de spoiler: Cuatro de cada cinco en la lista pertenecen a nuestra empresa anterior, American Express.